Nong Khiaw

      Llegamos en autobús a Muang Khua desde Luang Namtha haciendo transbordo en Udomxai. Desde Muang Khua cogimos un barco por el río Ou para llegar a Nong Khiaw.

      Nong Khiaw es un pueblo rodeado por riscos kársticos y que está  divido en dos por el río Ou, creando en conjunto uno de los mejores paisajes fluviales del norte de Laos.

      La orilla oriental, llamada Ban Sop Houn, es la más turística y donde están la mayoría de GuestHouse y restaurantes. En la orilla occidental hay un par de calles muy tranquilas y es donde se concentra la mayoría de la población local, por supuesto, nosotros nos quedamos en esta orilla. El GhestHouse se llamaba Nong Khiaw View, justo a la entrada del puente, habitación amplia con  baño privado y agua caliente, 50.000 kips (5,75€) la noche.

      Después de seis  horas en barco sentados en una tabla, estábamos bastante cansados y con el culo cuadrao. Dejamos la cosas en la habitación y nos fuimos a cenar al Coco Home Bar & Restaurant que está regentado por un suizo que habla, entre otros idiomas, español. Se come bastante bien y la relación calidad precio muy buena pero en Laos puedes comer bien mucho más barato.

      A la mañana siguiente decidimos subir a una de las montañas que rodea al pueblo. La más accesible está en el lado oriental, basta cruzar el puente y seguir las indicaciones (todo recto).  Por su puesto hay que pagar, unos 2€ por cabeza. Te dicen que en subir se tardan dos horas, nosotros tardamos 2 horas y media, nos lo tomamos con bastante tranquilidad, ya sabéis, a nuestro ritmo. Tiene tramos durillos y al final la subida se hace larga. Por fin, conseguimos llegar a al cima, donde hay una casetilla con unos bancos para que descanses mientras admiras las impresionantes vistas:

 

A la mañana siguiente, cogíamos un bus hacia las cuevas de Vieng Xai. Pero eso ya es otra historia.

Un pensamiento sobre “Nong Khiaw

  1. Nuria

    Orilla occidental…..la mejor eleccion….dejando huella en lo mejor del pais….sus gentes….
    Precioso relato….como siempre…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *